domingo, noviembre 13, 2016

Hoy huele a jazmín




Hoy Carmen, una vecina de nuestra calle, me encuentra y me dice que si tengo un momento quisiera hablar conmigo y entregaría uno de los que considera  sus “tesoros”, que no sabe a quién darlo antes de morir. Quedamos que vendrá a casa esta misma tarde.
          Nos encontramos en un despacho de la Residencia. Carmen llega con una bolsa de plástico en cuyo interior trae el “tesoro”. Se trata de un libro de poesías titulado “Quaderns de Poesia”, datado en setiembre de 1997.
          Carmen me explica que el libro se lo regaló un sacerdote mientras ella cuidaba a su hijo pequeño de 18 años, que tuvo un grave accidente de moto, con contusiones en la cabeza y piernas, que lo puso al borde de la muerte.
          Pasó muchos meses acompañando a su hijo en el hospital, fuera de su casa, noche y día al lado del hijo que se debatía entre la vida y la muerte. Me lo explica con lágrimas en los ojos. “Para mí los hijos son sagrados” me dice.
          El capellán del hospital le regaló el libro: le dijo que no estaba editado y que era fruto de poesías que los miembros de un club de Les Planes (pueblo de la provincia de Barcelona) aportaban, y con ellas se había hecho el libro.
Uno de los días -cuenta- estando en la habitación con mi hijo, noté un olor muy fino, muy suave, noté una sensación muy agradable, como  algo sobrenatural que envolvía el ambiente. Cuando se terminó el olor pensó que qué pena que no había pedido nada para su hijo…
          El tiempo pasó, aunque  para ella  el episodio del “buen olor” se le quedó grabado y como algo misterioso que no acababa de identificar.

viernes, noviembre 04, 2016

TERESA MIRA,cmt, FIEL HIJA DE FRANCISCO PALAU


Aunque la Venerable Teresa Mira, cmt,  no conoció personalmente al P. Palau, su afinidad y sintonía con el carisma palautiano lo recibió de buena fuente. En Novelda, cuando la joven Teresa frecuentaba la comunidad y pasaba las tardes de los domingos en el colegio de las hermanas carmelitas misioneras teresianas, tuvo contacto con una de aquellas hermanas, María de Sta Teresa (Gateu Galucho), a la sazón superiora de la comunidad.

 La Hna María de Sta. Teresa, fue una de  aquellas jóvenes afortunadas que recibieron su formación casi de la mano del fundador, que lo admiraron  como hombre de fe y amor apasionado a la Iglesia,  que supo de su fidelidad a las necesidades más apremiantes de los hombres de su época. Perteneció al grupo de hermanas que  pudo admirar de  cerca   a su fundador, sin duda, ella también quedó contagiada de su celo y amor a la que él llamaba ‘su cosa amada’. Lo vio empeñado en su obra de fundador para dotar a la Iglesia de almas misioneras y contemplativas, hombres y mujeres que, con su oración y servicio, pero sobre todo con su amor apasionado a la humanidad fueran pioneros amantes, entregados, dispuestos a servirla y amarla.

lunes, septiembre 26, 2016

Teresa Mira, cmt, una sonrisa de Dios

  26 de septiembre 1895.


Teresa Mira García, cmt, vino al mundo un 26 de septiembre, de 1895 en Algueña, Alicante. Desde muy pequeña se dibujaba en sus labios una sonrisa. La sonrisa que cautivó e hizo felices a tantas personas”

                                                                                                           Pilar Jordá, cmt

“………Está demostrado, el amor produce sonrisas, por amor se emiten sonrisas; la sonrisa aunque no lo parezca es algo fundamental, de ello  me ha hablado una amiga y hermana, me lo ha trasmitido desde su experiencia, se llama Teresa Mira, los que la han conocido saben que es cierto. Los que no la conocen solamente con observar una foto suya podrán comprobar que su belleza radica en la sonrisa, tiene una dulzura que proviene de algo que va más allá de lo que vemos.
Al pasar, aunque sea de puntillas por la vida de Teresa descubrimos que en ella no era un gesto cualquiera, la sonrisa era el reflejo de esa armonía con Dios, era una rendija por la que los curiosos podrían ver algo del Reino de los Cielos, porque hay sonrisas que no tienen su origen en el cuerpo sino en el alma. La hermana Teresa era una especialista en ese campo y supo demostrar de donde venía su sonrisa cuando en medio de las preocupaciones y sufrimientos que le tocó vivir salió a flote y consiguió aliviara otras personas. Parece que la hermana Teresa sabía que la mejor medicina o terapia comenzaba por la sonrisa.
         Cuando ayudaba al que más lo necesitaba lo hacía con sencillez, como si no hiciera nada, como ese día que tuvo que pedirle al alpargatero que le vendiera unas alpargatas para un hijo de un miliciano (supuesto enemigo al que todo el mundo se negaba ayudar). Ese día la sonrisa de Teresa se convirtió en la llave que abrió la puerta de la cooperación entre esos dos contrarios, enfrentados por las ideologías políticas y con una guerra por medio.
Cuántas sonrisas de Dios no habría regalado por doquier para que pudieran decir de ella que  su boca no se abría más que para el bien, decir buenas palabras, alentar.

jueves, septiembre 15, 2016

UN CANTO A LA VIDA


Teresa Mira García, cmt


Nace en Algueña, Alicante - España el 26 de septiembre de 1895. Hija de José y de Teresa. Es la segunda de nueve hermanos. La vida de familia la forma en las virtudes humanas de fraternidad y donación a los otros.


Bautizo

Es bautizada el 28 de septiembre de 1895
Al recibir a Jesús por primera vez entabla con El una relación de amistad y comunión que cultivó siempre con sencillez y alegría.

Buen camino para su valiente y decidida opción de seguir a Cristo en la vida consagrada.

Descubre el espíritu del P. Francisco Palau en sus hijas de Novelda. Elige la familia de Carmelitas Misioneras Teresianas.

Encarna el carisma  congregacional que brota del misterio de la Iglesia y se consagra a Dios para el servicio de los hermanos.

La dimensión evangelizadora la vivió en clima de experiencia eclesial; como hija del Beato Francisco Palau, su misión fue entrega generosa a los miembros del Cuerpo Místico de Cristo para hacerlos partícipes de su misma comunión de vida.

Fama de santidad de Hna. Teresa Mira,cmt

Teresa Mira, vivió como Carmelita Misionera Teresiana desde 1915 hasta su muerte, el 26 de febrero de 1941. Su itinerario apostólico fue breve,como su vida, pero intenso en el ejercicio de la caridad.


Su muerte en Novelda evidenció la profunda fama de santidad que gozaba. Su entierro fue la proclamación del sentir común respecto de su vida, toda ella convertida en la fuerza de su testimonio.

Hna. Teresa Mira,cmt. Venerable

El 17 de diciembre de 1996, el Papa Juan Pablo II, con su firma promulgó el Decreto, oficialmente Teresa Mira García, Carmelita Misionera Teresiana es: Venerable


Unete a la Iglesia, a las Carmelitas Misioneras Teresianas, hijas del Beato Francisco Palau, su fundador y padre, a la multitud de personas que en el mundo recurren a la intercesión de la Venerable Teresa Mira, cmt  y glorifica a Dios Padre que en Cristo y por su Espíritu concedió a Teresa Mira la gracia de ir siempre hacia El, amando y sirviendo a los hermanos.

Píde la glorificación de la Hna. Teresa Mira, cmt, y las gracias que necesites obtener del Señor mediante su intercesión con la siguiente:

Oración:

 Oh Dios, que te complaces en los humildes y sencillos de corazón, glorifica a tu sierva Teresa que hizo ideal de su vida amarte sin ostentación y darse por tu amor a cuantos la trataban, y concédenos que sepamos servirte y amarte como ella, sin reservas, y ahora la gracia que te pedimos por su intercesión. Por Jesucristo Nuestro Señor. Amén  

Teresa Mira, cmt 
"un canto a la vida"
la bondad y la sonrisa
fueron constantes en su vida


viernes, febrero 26, 2016

Profecía, proximidad, esperanza



Estamos celebrando el Año Santo Jubilar de la Misericordia, como dice el Papa Francisco “El misterio de la fe cristiana parece encontrar su síntesis en esta palabra. Ella se ha vuelto viva, visible y ha alcanzado su culmen en Jesús de Nazaret. » (Ef 2,4)” La Misericordia “Es fuente de alegría, de serenidad y de paz. Es condición para nuestra salvación. Misericordia: es la palabra que revela el misterio de la Santísima Trinidad. Misericordia: es el acto último y supremo con el cual Dios viene a nuestro encuentro. Misericordia: es la ley fundamental que habita en el corazón de cada persona cuando mira con ojos sinceros al hermano que encuentra en el camino de la vida. Misericordia: es la vía que une Dios y el hombre, porque abre el corazón a la esperanza de ser amados para siempre no obstante el límite de nuestro pecado”.cf  MV 1-2